Archivada la causa contra nuestro compañero fotógrafo

La causa queda archivada por “no resultar debidamente justificada la perpetración de los supuestos delitos” y la jueza ordena la devolución de los teléfonos móviles incautados a nuestro compañero “sin que pueda procederse bajo ningún concepto la extracción alguna de datos, ni examen, ni análisis del contenido de los mismos”.

La jueza titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta, María de la Luz Lozano ha determinado el archivo de la causa abierta contra nuestro compañero de El Foro de Ceuta, Antonio Sempere, por considerar que en la denuncia no está justificada debidamente la comisión de los delitos que se le pretendía imputar. Además ordena la devolución de los dos teléfonos móviles que le fueron requisados y considera este hecho como una medida desproporcionada por parte de los agentes de policía.

La denuncia

La denuncia la puso una mujer que fue presidenta de una de las mesas del colegio electoral Ramón y Cajal y que durante los comicios mantuvo un pequeño enfrentamiento con el número dos de Vox Ceuta, Carlos Verdejo, porque éste estaba supuestamente entorpeciendo el funcionamiento normal de las votaciones. La historia se viralizó y el periódico nacional “El Mundo” se hizo eco de ella. Así pues, solicitó a nuestro compañero -que también es colaborador habitual del medio nacional- que se pusiese en contacto con la mujer. Mantuvieron una conversación cordial por WhatsApp e incluso llegó a plantearse la realización de una entrevista. La susodicha aceptó en primera instancia pero se arrepintió poco después y cambio de parecer. No hubo más contacto entre ellos.

Posteriormente, El Mundo publicó un artículo, haciendo referencia al suceso ocurrido durante la jornada electoral, en el que se incluía una foto a cara descubierta de la protagonista del enfrentamiento en el Ramón y Cajal y que el medio nacional habría obtenido por otras fuentes. Este fue el detonante que hizo que la mujer denunciase a nuestro compañero. Suponemos que pensó que la foto la habría tomado él, mas no era el caso.

La Constitución ampara al fotógrafo

María de la Luz Lozano se acoge al apartado “D” del artículo número 20 de la Constitución española para ordenar la devolución a nuestro compañero fotógrafo de sus dos teléfonos móviles y para reprender, de paso, la actuación policial al confiscarlos sin justificación aparente. El apartado “D” del citado artículo defiende y protege el derecho ciudadano “A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades”.

De esta forma, este enrevesado y enrarecido episodio toca a su fin, no sin que antes el fotógrafo, Antonio Sempere, tuviese que pasar toda una mañana en las dependencias policiales y haya estado varias semanas apartado de sus herramientas de trabajo -los dos teléfonos móviles-.

fotógrafo teléfonos móviles
Presidenta con niqab de la mesa electoral del CEIP Ramón y Cajal / Antonio Sempere

Autor: Antonio García

Compartir esta noticia

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *