Caballas y el MDyC piden a Chandiramani transparencia y control sobre las Brigadas Verdes

Las Brigadas Verdes vuelven a centrar, una vez más, el debate parlamentario. El MDyC asegura haber tenido accceso al borrador de un informe que demostraría precariedad tanto económica como de control. Caballas cree que el “buen criterio” que impulsó inicialmente el proyecto ahora se ha convertido en mala gestión

Dos interpelaciones sobre la cuestión. El portavoz de Caballas, Mohamed Ali, ha revelado que ha habido reuniones de hasta 70 trabajadores y trabajadoras que de forma unánime afirman no querer que la gestión de las Brigadas Verdes la tenga la Federación Provincial de Vecinos. Ali asegura que tienen miedo a no cobrar y asegura que la Intervención de la Ciudad calcula en 100.000 euros de gasto “difícilmente justificable”. Para el MDyC, Fatima Hamed, pide el informe definitivo que en teoría la consejería de Fomento y medio Ambiente ha encargado estos últimos meses.

Mohamed Ali durante su intervención en el Pleno
Mohamed Ali durante su intervención en el Pleno / Antonio Sempere

Problemas de justificación de las subvenciones nominativas

La discusión política ha revelado que el Gobierno no descarta que en un futuro la gestión pase a ser a manos de una empresa municipal o privada. La consejera Kissy Chandiramani ha defendido la transparencia de su gestión aunque no ha podido más que dudar de las afirmaciones que la han lanzado desde la oposición. Por ejemplo, sobre un supuesto “boquete de 50.000 euros de la Seguridad Social” que ha asegurado Hamed, que cree que hubo un déficit de tesorería en junio del 2018. Ante esta afirmación, Chandiramani ha contestado pasado más de un año, dónde están estos problemas económicos. Además, ha aprovechado para recordar que un 95% de la subvención de las Brigadas Verdes paga nóminas y la seguridad social correspondiente. Chandiramani ha expuesto que todas las subvenciones nominativas tienen documentos justificativos.

Todos piensan que el problema es quién tiene la gestión

Mohamed Ali cree que la consejera se ha excedido en esta afirmación y afirma que el problema reside en la gestión de la FPAV, que habría perdido de vista “el interés de la ciudadanía”. También piensa que los 154 trabajadores si no trabajan en las Brigadas Verdes les será muy difícil encontrar otro trabajo.

Hay 3’5 millones de euros en manos de unas personas que no están para esto“, ha concluido Ali. Antes, Fatima Hamed cerraba su intervención con la exigencia que la consejera de Fomento y Medio Ambiente “tome medidas en este asunto antes que le explote en la cara y en las manos”.

Print Friendly, PDF & Email

Autor: Gabriel Barba

Compartir esta noticia

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *