La Ciudad pide disculpas por el paro de limpieza y busca la rescisión del contrato con Trace

La plantilla de Trace ha reafirmado el paro a media tarde. “Todo sigue igual, no cobramos no trabajamos“, dicen desde el comité de empresa ugeteísta. Mientras tanto, al consejera de Medio Ambiente y Servicios Urbanos, Kissy Chandiramani, pedía disculpas a trabajadores y ciudadanía en general por la situación. Sin embargo, sostienen que ayer al mediodía realizaron el pago y que, por tanto, que la plantilla vea en sus cuentas corrientes la nómina ya es una cuestión de la “operativa electrónica bancaria”.

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, se ha trasladado esta mañana a la sede de Trace para hablar con el comité de empresa y con los trabajadores que estaban allí para explicar que la administración ya ha hecho todo lo que podía hacer, que percibir el dinero ya era una cuestión informática. Pero el comité de empresa se mantiene firme en su decisión de no trabajar hasta ver un dinero que, por convenio, tienen que percibir el uno de cada mes como muy tarde.

En estos momentos, este es el aspecto que muestran muchos contenedores del centro / Antonio Sempere

Chandiramani ha reconocido que la afectación de los servicios de recogida de basura nocturna, baldeo y barrido de calles “provoca situaciones complicadas y difíciles, más en este tiempo que hace calor”. Pero ahora mismo la Ciudad ya ha hecho lo que podía hacer, que era ordenar el pago a Trace. A su tiempo, ayer por la tarde-noche la empresa ordenó el pago y hoy por la mañana, los y las trabajadoras que tienen su cuenta corriente en el Banco Santander ya han recibido el dinero.

Rescindir el contrato de mutuo acuerdo

A expensas que se resuelva entre hoy y mañana el paro, la Consejería de Medio Ambiente tienen en el horizonte la rescisión del contrato con Trace. Fue una decisión del Pleno de la Asamblea y una vez pasadas las elecciones, el Gobierno reafirma su descontento con los servicios prestados por la concesionaria. Descartan municipalizar este servicio de interés público, por lo que en un futuro sacarán a licitación un nuevo pliego de condiciones.

Descartan municipalizar este servicio de interés público

En múltiples ocasiones ha repetido prudentemente “mutuo acuerdo” la consejera Chandiramani, a sabiendas que “es un procedimiento administrativo que en esta ciudad se ha hecho muy pocas veces” y que la negociación “va a llevar tiempo”. Esta misma mañana, se han reunido la Intervención General de la Ciudad, la Dirección Facultativa, el órgano de contratación -que es la Consejería de Economía y Hacienda- y la misma consejería de Medio Ambiente y Servicios Urbanos. El objetivo era empezar a sentar las bases de la esperada rescisión, así como coordinarse para “acelerar los trámites administrativos y burocráticos que retrasan los pagos de la factura que presenta Trace”.

Kissy Chandiramani ha asumido hace poco la cartera de Medio Ambiente

La Consejería quiere ponerse al día de la deuda que mantiene con Trace

Sin estar al corriente de los pagos de las certificaciones que la Ciudad mantiene con la empresa Trace parece complicado sentarse a negociar nada. Ahora mismo el ente público debe unos 5 millones de euros y de hecho, el comité de empresa cree que Trace aprovecha esta situación para presionar a la Ciudad. Chandiramani ha explicado que la semana que viene se podría pagar lo que corresponde al mes de mayo y ha querido dejar constancia de la voluntad de pagar los servicios de junio lo antes posible para estar al corriente de todos los pagos.

Print Friendly, PDF & Email

Autor: Gabriel Barba

Compartir esta noticia

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te recomendamos