OPINIÓN | Cuando se quiere, se puede

EN CEUTA SÍ SE PUDO

El PP de Ceuta gobierna con la abstención del PSOE

El candidato del PP a la Presidencia de Ceuta, Juan Vivas, cuya lista fue la más votada en las elecciones de pasado 26 de mayo, ha adquirido un compromiso con los ceutíes, por el que llega a acuerdos con adversarios. Su capacidad de acordar con todos es lo que buscan hoy los ciudadanos. Ceuta ha sido un ejemplo para España y los personalismos deben dejar paso a políticas de cooperación incluso entre partidos clásicamente antagonistas. La abstención responsable del PSOE permitió que el PP caballa gobernara en minoría.

PUBLICIDAD

Ceuta ha sido ejemplo de que cuando se quiere, se puede. Juan Vivas manifestó tajantemente que los intereses de Ceuta estaban por encima de los intereses del PP. Incluso respetando su compromiso electoral, Vivas se verá abocado en ocasiones a hablar con VOX, manteniendo en todo caso una línea de coherencia política, que ha permitido garantizar entre los dos grandes partidos, la gobernabilidad de Ceuta, dejando al margen cálculos electorales

El PSOE ceutí estuvo a la altura permitiendo con su abstención que gobernara el partido más votado. Imperó la sensatez tan escasa en el panorama nacional.

A nivel nacional se podrá haber hecho lo mismo. La abstención de la derecha hubiera permitido gobernar al PSOE, el partido más votado, dando estabilidad a nuestro país que tanto dicen defender. Eso hubiera sido un ejercicio de responsabilidad, semejante al realizado en Ceuta, impidiendo con ello que el PSOE se viera chantajeado por Podemos y los partidos nacionalistas catalanes. Lamentablemente no ha sido así, no se ha podido porque no se ha querido, porque posible es. Han primado los intereses partidistas a los nacionales y nos vemos condenados a otras elecciones generales. Cada palo, con prepotencia, manteniendo su vela, pero el barco, sin patrón, vuelve a la mar a enfrentarse con el temporal electoral que no sabemos a qué puerto nos llevará.

Autor: Plutarco

Historiador griego. A los veinte años se desplazó a Atenas para estudiar matemáticas y filosofía. Fue discípulo del filósofo Ammonio Saccas

Deja un comentario