Entrevista | Las campeonas de la Comandancia General de Ceuta

Nos las presentan como “las campeonas de la Comandancia General de Ceuta”. Ellas son Cristina Requena, teniente de Regulares, Erika Rodulfo, sargento de Caballería y María Luisa Sierra, cabo primero del arma de transmisiones destinada en Caballería. En El Foro de Ceuta entrevistamos a estas tres militares que son las responsables de que el deporte militar femenino en Ceuta pise podio prácticamente en todas las competiciones a las que asiste.

Cristina Requena quedó tercera en la última prueba nacional de carreras de orientación del Ejército de Tierra; María Luisa Sierra es subcampeona de España de ultrafondo en la prueba militar del ejército de Tierra; y Erika Rodulfo es subcampeona de cross en la competición nacional del Ejército de Tierra y campeona de maratón de todas las Fuerzas Armadas. De hecho, esa victoria a nivel le ha supuesto a la sargento el pasaporte para competir en los Juegos Olímpicos Militares que se celebrarán en China el próximo mes de octubre.

¿Cómo os adentráis en el mundo del deporte militar? ¿Entrenabais antes de entrar al ejército o es a raíz de vuestro ingreso en las fuerzas armadas?

Cristina: Yo entré al ejército hace 8 años y no había corrido en mi vida. Cuando llegué y vi la cantidad de deporte que se hacía, decidí entrenar por mi cuenta. Compaginando mi trabajo y los entrenamientos que hago por mi cuenta es como he conseguido llegar a este nivel. Antes del ejército hacía gimnasia artística, pero correr no había corrido nunca.

Erika: En mi caso igual. Hacia el deporte normal que se hace dentro del ejército hasta que salí de la Academia General Básica de Suboficiales. Más o menos cuando llegué aquí es cuando comencé a competir por lo militar y por lo civil. Hace unos cuatro años, como mucho.

María Luisa: Yo también comencé con el deporte cuando entré en el ejército pero de esto hace ya 21 años.

¿Tenéis una parte de vuestra jornada asignada para entrenar o entrenáis por cuenta propia en los ratos libres?

Cristina: En mi caso, soy jefe de sección. Estoy al mando, de más o menos, 25 soldados. Tengo por las mañanas un tiempo asignado para hacer educación física, pero al tener a cargo a gente, tengo que hacerla aplicado a ellos. Al final son 25 personas con diferente nivel físico y no puedo entrenar al ritmo que yo necesito. Por eso, todos los días entreno dos horas en mi tiempo libre. Entreno para mí.

Erika: Yo, particularmente, no tengo problemas para entrenar durante mi jornada. Salvo algún día que haya alguna actividad de instrucción, pero, por norma general, entreno en mi horario laboral. Y también entreno en mi tiempo libre y durante los fines de semana.

María Luisa: Básicamente igual que la sargento (Erika) porque estamos en la misma unidad. Adecuas el horario a tu periodo de instrucción física. Lo que pasa es que la competición tiene unas exigencias y al final le tienes que dedicar horas por la tarde o durante los fines de semana.

campeonas comandancia ceuta cristina requena erika rodulfo maría luisa sierra
De izqda a dcha: Cristina Requena, teniente de Regulares; Erika Rodulfo, sargento de Caballería; María Luisa Sierra, cabo primero de Transmisiones en Caballería / Antonio Sempere

Es decir, que si queréis aseguraros buenos resultados en competición tenéis que dedicarle horas de vuestro tiempo libre por las tardes o los fines de semana.

Cristina, Erika y María Luisa: Sí. Así es.

¿Creéis que hay relación entre los valores militares y los valores del deporte?

Crisitina: Para mí, tanto el trabajo militar como el deporte, requieren un alto grado de exigencia, de disciplina y de constancia. Por ejemplo, cuando me voy de maniobras dos semanas y sé que no voy a poder entrenar, soy consciente de que a la vuelta voy a tener que recuperar la forma que haya podido perder y exigirme un poco más. Al final lo que hacemos es exigirnos más en el trabajo y en el deporte.

Erika: Yo opino lo mismo. El deporte y el ejército tienen unos valores muy parecidos y los aplicas de la misma manera. Te exiges más cada día para ser mejor como militar y como deportista.

María Luisa: Yo, además, añadiría que una persona que tiene una dedicación deportiva y cierto nivel de auto-exigencia, luego lo extrapola al ámbito personal y al laboral. Es decir, si tú eres una persona que te entregas en tu deporte porque te gusta y eres disciplinada, se nota en muchas facetas. Sobre todo, en la laboral se nota perfectamente cuando a una persona le gusta el deporte porque luego llega a su puesto de trabajo y cada día lo intenta hacer lo mejor que puede para desempeñar sus funciones de la mejor manera posible.

El trabajo militar y el deporte requieren un alto grado de exigencia, de disciplina y de constancia.

Cristina Requena

¿Vuestras disciplinas son exclusivamente individuales o también competís por equipo?

Cristina: En carreras de orientación, los dos equipos de la Comandancia, masculino y femenino, compiten en tres modalidades. La primera es una carrera “corta” de 4 kilómetros individual. La segunda es una carrera larga de 7 kilómetros también individual. La tercera es de relevo y esa sí que puntúa por equipos. En mi modalidad se compite a los dos niveles, individual y por equipo.

Erika: En cross y en maratón se puntúa por equipos y también individual. Al final aspiramos a obtener el mejor resultado posible en las dos.

María Luisa: En ultrafondo es más complicado porque no hay tanta gente que compita. Pero también hay competiciones por equipos. Por ejemplo, a Ronda fuimos 5 compañeras y quedamos muy bien a nivel de equipo. A Santander me tocó ir sola, pero si hubiesen venidos más compañeras también hubiésemos competido por equipos.

¿Creéis que estar en el ejército os ayuda a ser mejores compañeras de equipo?

Cristina: Sí. Los militares cuando competimos en equipo tenemos un espíritu de unidad muy fuerte. Yo corro en carreras de orientación y cuando competimos en equipo lo hacemos por relevos. En mi modalidad competimos dos compañeras. Es una disciplina muy difícil porque no se trata solo de correr, tienes que ir pensando y con la mente activa en todo momento. Si a tu compañera le sale un poco mal o se retrasa, la animas cuando llega y tratas de compensarlo tú en tu recorrido. Mañana puede ser al revés y que te toque a ti hacerlo peor. Yo este año quedé tercera y el anterior quedé séptima. Influyen muchos factores y hay que apoyarse siempre.

Erika: Totalmente de acuerdo.

María Luisa: Pienso igual. Ser militar te enseña a ser buen compañero de equipo.

campeonas comandancia ceuta cristina requena erika rodulfo maría luisa sierra
Cristina Requena explica como entiende el compañerismo en el ejército y en el deporte. Erika Rodulfo y María Luisa Sierra coinciden con ella / Antonio Sempere

¿Qué sentido o qué finalidad creéis que tienen los eventos deportivos y las competiciones militares?

María Luisa: Personalmente pienso que todo militar debe tener una buena condición física y una buena preparación. Desde el soldado hasta el mando más alto. Ya no solo por el hecho de competir o de hacer deporte porque te gusta; sino que, si el día de mañana ocurre algo y tenemos que actuar, no va a ser lo mismo para una persona que esté preparada y acostumbrada a “sufrir” que para una que no lo esté. En este sentido, competir es una motivación añadida para mantener un buen estado de forma física. Ir a competiciones regionales o nacionales y saber que has hecho un buen papel te ayuda a motivarte. También motiva a tus compañeros, porque ven tu ejemplo y se animan a seguirlo. Además, el deporte tiene esa liberación de endorfinas que te acaba enganchando.

Erika: Yo creo que las competiciones te motivan mucho para superarte a ti mismo y a seguir esforzándote por conseguir la mejor condición física posible.

Cristina: Para mí lo importante es que te enseñan a competir contigo mismo. Es algo que yo intento trasladar a mis subordinados. En el ejército pasamos todos los años unas pruebas físicas y trato de inculcarles de que se superen a sí mismos cada año, que no se conformen con aprobar o con igualar el resultado del año pasado.

El ejército es un mundo de tradiciones y hay muchas personas que piensan que sigue siendo arcaico y machista ¿Vosotras habéis llegado a percibir alguna diferencia de trato con respecto a los equipos masculinos y femeninos cuando vais a alguna competición?

Erika: En mi caso no. Ni en las competiciones de cross ni en las de maratón. Siempre me he sentido igual de integrada que el resto de mis compañeros. Puedo decir que no hay ninguna diferencia de trato.

Cristina: Yo durante mis 8 años que llevo en el ejército no he notado tampoco ninguna diferencia de trato. Ni en competición ni en el ámbito estrictamente laboral. Yo soy mujer y soy teniente y sé hacer lo mismo que un hombre que es teniente. Mi puesto de trabajo es muy físico y lo que hago es exigirme a mí misma para estar a la altura. Al final se trata de ser una buena militar y una buena deportista.

María Luisa: Yo tampoco he notado nunca diferencia de trato. Cuando hemos ido a una competición hemos ido todos, hombres y mujeres, a los mismos sitios, con las mismas condiciones y el mismo apoyo. El trato ha sido totalmente igual.

Cuando hemos ido a una competición militar hemos ido hombres y mujeres a los mismos sitios, con las mismas condiciones y el mismo apoyo.

María Luisa Sierra

Recogiendo un poco lo que opináis las 3, ¿se podría decir que para ser buen militar y buen deportista el sexo no tiene nada que ver?

Cristina, Erika y María Luisa: Para nada en absoluto. Lo que cuenta es el sacrifico que seas capaz de hacer, da igual si eres hombre o mujer.

¿Qué le diríais a una niña pequeña que quiera practicar deporte?

María Luisa: Me gustaría responder la primera porque yo tengo 3 hijos y 2 son niñas que hacen deporte. Tienen 12 y 10 años. Una de ellas es portera del equipo de fútbol femenino del Camoens y la otra hace natación. El deporte les aporta cosas muy positivas. El espíritu de compañerismo del que hablábamos antes. También la constancia y la disciplina. Pero, sobre todo, a esas edades es muy importante que aprendan a convivir con la derrota y a tolerar la frustración. Además, el deporte mejora su rendimiento académico también.

Erika: Yo animaría por igual a niños y a niñas a que hagan deporte. El deporte que les guste, pero que lo practiquen. Cualquier edad es buena para empezar y cualquier deporte es bueno. No hay un deporte masculino ni femenino.

Cristina: Yo también hablaría con los padres. Al final los niños hacen lo que ven. Si los padres no hacen deporte es muy difícil que los niños salgan deportista. Yo he tenido la suerte de tener el deporte en casa.

María Luisa Sierra explica que sus hijas hacen deporte mientras Cristina Requena y Erika Rodulfo escuchan atentamente / Antonio Sempere

No hay un deporte masculino ni uno femenino.

Erika Rodulfo

Además de las disciplinas en las que practicáis ¿Tenéis algún deporte favorito?

Cristina: Yo práctico muchos deportes militares. Al final no somos el mismo número de hombres que de mujeres en el ejército y aquí a nivel local hay bastantes competiciones y participo en casi todas. En pentatlon, que combina cinco disciplinas deportivas, en cross – aunque no llego al nivel de Erika-. También he competido en crossfit militar y en rugby. Y hago compito en crossfit también a nivel personal. Lo que ha conseguido el deporte conmigo es que me guste probar todos los deportes.

Erika: Yo me centro sobre todo en correr. Cuando no hacía asfalto corría en montaña. Compagino la bicicleta de carretera, pero me centro en la carrera.

María Luisa: Yo suelo centrarme también en correr pero me gusta mucho el campo, la trail. Me relaja.

campeonas comandancia ceuta cristina requena erika rodulfo maría luisa sierra
Cristina Requena, Erika Rodulfo y María Luisa Sierra. “Las campeonas de la COMGECEU”. Entrevista para El Foro de Ceuta / Antonio Sempere
Print Friendly, PDF & Email

Autor: Antonio García

Compartir esta noticia

1 Comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *