Ignacio Cembrero: «No hay ninguna voluntad por parte del Gobierno español de resolver los problemas de Ceuta»

Foto: Ignacio Cembrero / Ceuta

El periodista Ignacio Cembrero es uno de los mejores conocedores de Marruecos, Ceuta y Melilla. Tras más de 30 años trabajando para el grupo Prisa como corresponsal de El País en la región del Magreb, en 2014 fue destituido de su puesto sin explicaciones, una decisión motivada por las presiones ejercidas por el gobierno marroquí al gobierno español y por una una denuncia penal en España por enaltecimiento del terrorismo.

PUBLICIDAD

Durante un tiempo se apartó de la prensa para coordinar Meda Democracia, un programa de la Comisión Europea de apoyo a la sociedad civil en la orilla sur del Mediterráneo.

Formado en París, en el Instituto de Estudios Políticos y en la Fundación Nacional de Ciencias Políticas, es autor de dos libros sobre política, relaciones internacionales, religión, sociedad y seguridad, «Vecinos alejados: Los secretos de la crisis entre España y Marruecos» (2006) y «La España de Alá, cinco siglos después de la reconquista» (2016), actualmente escribe para El Confidencial sobre temas relacionados con el Magreb, las migraciones o el Islam, y entre sus mayores intereses se encuentran la situación de Ceuta y Melilla como ciudades fronterizas.

Sus artículos también se pueden leer en periódicos del Grupo Yoli de Andalucía, en medios de comunicación franceses y es frecuente escucharle en tertulias televisivas o en algún acto académico.

Cembrero dedica en su libro «La España de Alá, cinco siglos después de la reconquista» un capítulo completo a las dos ciudades autónomas en los que habla de convivencia, futuro económico y viabilidad, de la importancia de la entrada de ambas en la Unión Aduanera Europea (algo en lo que Melilla está avanzando) o del papel de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la lucha antiterrorista, además estudia y sigue la realidad ceutí al día. Como gran conocedor de la realidad Ceutí, El Foro de Ceuta le ha hecho una entrevista para analizar la situación de nuestra ciudad y cómo ve el futuro de la misma.

Foto: Vista aérea de Ceuta / La Plaza AV

¿Cómo cree que ha cambiado la realidad de las ciudades desde que escribiste tu libro?

Mi libro se publicó hace dos años y medio aproximadamente, la realidad de Ceuta y Melilla no ha cambiado mucho desde 2016. Yo diría que, simplificando un poco, ha ido sin lugar a dudas a peor: los problemas de la Frontera se han acrecentado, en el caso de Melilla, se ha producido por parte de Marruecos el cierre de la aduana comercial, lo que plantea un serio problema a la ciudad.

Yo diría que en general el comercio atípico o el contrabando o como se le quiera llamar, empieza a estar amenazado, las autoridades de Marruecos han encargado un estudio sobre ese fenómeno en Ceuta a una consultora marroquí. Por tanto la situación hoy en día es un poco más delicada, un poco más complicada que hace dos años y medio, pero no ha cambiado sustancialmente.

«La realidad de Ceuta ha ido, sin lugar a dudas, a peor»

¿Cuál cree usted que es el papel que juega Ceuta como ciudad fronteriza? ¿Cree que existe un interés real por parte de Marruecos en perjudicar a Ceuta, de asfixiarla económicamente?

Yo creo que hay una gran diferencia entre el actual rey Mohamed VI y su padre Hassan II. El rey Hassan II reivindicaba abiertamente la soberanía de Ceuta y de Melilla, levantaba la voz. En el caso de Mohamed VI, prácticamente no lo ha hecho, excepto cuando se produjo la visita de los reyes de España a las dos ciudades. Pero sí hay una estrategia que tiende a aislar, a ir cortando vínculos con Ceuta y Melilla, a impedir su inserción en el tejido económico y social del norte de Marruecos y evidentemente, eso acaba condenándolas un poco más a la asfixia.

«El desarrollo de Ceuta y Melilla pasa porque España y Marruecos hablen a fondo del tema»

Foto: Vistas panorámicas de la carretera de la Frontera / Antonio Sempere

Y ahora tenemos un partido que es VOX, que lo que dice abiertamente es que el desarrollo de Ceuta y Melilla pasa por mirar a España, a la Península y no mirar mucho a Marruecos.

No estoy nada de acuerdo con eso, el desarrollo de Ceuta y Melilla pasa porque España y Marruecos hablen a fondo del tema, no de la transferencia de soberanía, pero sí sobre como insertar a estas dos ciudades en el tejido productivo del norte de Marruecos para mutuo beneficio.

¿Hacia dónde cree que se encaminan las relaciones entre España y Marruecos?

Yo creo que las relaciones van a seguir en la tónica actual. A grandes rasgos van a ser buenas a juzgar por lo que dicen los dos gobiernos, el de Madrid y el de Rabat. Habrá altibajos, habrá algún periodo de tirantez, los hubo incluso en tiempos de Rodríguez Zapatero que sin embargo no ahorró desvelos para ayudar a Marruecos, pero creo que a grandes rasgos van a ser buenas, sin que ‘buenas’ signifique que se van a resolver los numerosos problemas pendientes.

Si por casualidad las Autoridades marroquíes tuviesen serios problemas de índole social, en el Sáhara, etc, entonces yo creo que la relación probablemente no sería tan buena, porque las autoridades marroquíes siempre han utilizado el chivo expiatorio exterior para cuando sufren problemas internos o problemas con relación a su ambición de marroquinizar el Sáhara occidental.

Caballas ha estado en Madrid presentando, junto a Coalición por Melilla, una propuesta de renovación del Tratado de Vecindad, ¿cree que esta renovación sería positiva? ¿En qué términos se debería establecer las modificaciones y qué papel debe jugar Ceuta?

Sobre el Tratado de Buena Vecindad, yo creo que es una iniciativa que parte de una buena intención por parte de Caballas y de CPM, pero creo que es un poco un Brindis al Sol y que no tiene mucho sentido, porque lo que habría que hacer es que el Gobierno de España intentara negociar con Marruecos una solución global a las dos ciudades y a otros problemas pendientes.

«No hay ninguna voluntad por parte del Gobierno español de resolver los problemas de estas dos ciudades»

Por solución global, no me refiero a un traspaso de soberanía, sino a resolver el caos de la Frontera, el tema de los menores e intentar acabar con el comercio atípico que en el fondo es una fuente de problemas aunque también sea uno de los motores económicos de las dos ciudades.

Pero no hay ninguna voluntad por parte del Gobierno español de resolver los problemas de estas dos ciudades, son temas marginales en muchos aspectos vistos desde Madrid y está bien que partidos locales, de vez en cuando, intenten llamar la atención como lo han podido hacer Caballas y CPM (Coalición por Melilla), ahora bien no creo que en la práctica esto sirva para nada.

¿Cómo está afectando a la población marroquí la existencia del comercio atípico? ¿Hay un éxodo desde el interior y el sur del país hacia el norte para «poder vivir» de la Frontera?

Es cierto que ha aumentado la población de la provincia de Tetuán como también lo ha hecho, basta con consultar las cifras oficiales que proporciona Marruecos, la población de Nador.

Yo creo hay varios factores en el caso de Tetuán que lo explican, y más aún en el caso de Tánger, y es que en buena medida ofrecen hoy en día posibilidades de trabajo que no se encuentran en otras zonas de Marruecos, esa parte del noroeste de Marruecos es la que económicamente más de ha desarrollado y más ha crecido desde que empezó el reinado de Mohamed VI, pero qué duda cabe que la frontera, la posibilidad de encontrar trabajo como porteador, etc., también ha sido un factor que ha incitado a marroquíes ha trasladarse y empadronarse en la provincia de Tetuán.

Foto: Mujeres porteadoras esperando para cruzar la frontera de Ceuta con Marruecos/ Antonio Sempere

El número de Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) está aumentando en las ciudades fronterizas españolas, hace unas semanas se celebró una jornada para analizar este fenómeno y la Jefa de Menores apuntaba a que se debía a la implementación del servicio militar obligatorio en Marruecos, mientras que el sociólogo Carlos Rontomé apuntaba a que las causas son estructurales, ¿qué opinas?

Hay efectivamente un repunte del número de MENAS, basta con ver que en abril de 2018 había aproximadamente algo más de 6.000 menores no acompañados en España tutelados por Comunidades Autónomas y a finales de año esa cifra se había duplicado, estábamos en unos 12.500.

No creo que el restablecimiento del servicio militar por parte de Marruecos sea un factor decisivo

Yo no creo que el restablecimiento del servicio militar por parte de Marruecos sea un factor decisivo. Primero, porque lo va a hacer muy poca gente ya que el país no tiene capacidad, a día de hoy, para incorporar a filas a muchos jóvenes marroquíes.

Segundo, yo creo que es algo más complejo donde hay más factores. Hay jóvenes de familias desestructuradas que se buscan la vida, que además tienen una idea de Europa y de España que no se corresponde con la realidad.

Y hay también, a veces otros factores, que puede ser la apuesta de una familia entera que quiere enviar a un hijo a Europa para se labre un futuro y si le van bien las cosas, se ha regularizado y gana dinero, mandar incluso remesas a casa y que sea una fuente de ingresos importante para la familia.

Hay muchas trayectorias e itinerarios diferentes por parte de los jóvenes, de los menores, que emigran o que intentan emigrar a España, es sin lugar a dudas un problema, soy partidario de las repatriaciones pero con todo tipo de garantías y, como no hay colaboración por parte de Marruecos, no creo que vayamos a ver estas repatriaciones.

Foto: Mujeres y niñas marroquíes tras su llegada a Tarifa / Antonio Sempere

«Soy partidario de las repatriaciones pero con todo tipo de garantías»

Algunas ONG apuntan a que Marruecos le hace el “trabajo sucio” a Europa en la contención de las migraciones de Sur a Norte, ¿cómo podríamos entender que los montes estén militarizados para evitar los saltos a la valla de Ceuta si no es así? ¿Cuál es el papel de Marruecos en las migraciones hacia Europa pasando por Ceuta?

Marruecos hace, en cierta medida, lo que le pide Europa y especialmente España que es el país fronterizo, es decir, hace un trabajo de contención de la inmigración subsahariana y para eso, en determinados momentos le lleva a hacer redadas en el norte del país y aquellos subsaharianos que son apresados, son llevados al sur y distribuidos, a veces por zonas desérticas o semidesérticas.

Hoy en día no lo hace excesivamente bien a juzgar por los resultados de la inmigración irregular procedente de Marruecos que se ha disparado en 2017 y 2018. La inmigración no para de aumentar, lo que significa que Marruecos hace ese trabajo de forma muy deficiente.

Lo que sí ha hecho Marruecos, y eso marca una diferencia con sus vecinos del norte de África, son dos regularizaciones de subsaharianos, cerca de 50.000 han sido regularizados y pueden vivir y trabajar legalmente en Marruecos.

Foto: Manifestación «Caravana Melilla» / Antonio Sempere
Foto: Militarización del perímetro fronterizo de Ceuta y Marruecos / Antonio Sempere
Foto: Militarización del perímetro fronterizo de Ceuta y Marruecos / Antonio Sempere

¿Qué supone que el Gobierno utilice el Tratado de 1992 para expulsar migrantes?

El Tratado del 92 directamente no se aplica más que en contadas ocasiones porque no hay voluntad por parte de las autoridades marroquíes de aplicarlo. Es prácticamente papel mojado. Pero bueno, ni siquiera el Tratado del 92 se refiere a la repatriación o devolución de inmigrantes irregulares de terceros países, es decir, que no sean marroquíes pero que hayan entrado a través de Marruecos.

En cuanto a los marroquíes, pueden ser devueltos pero con cuentagotas, si no recuerdo mal se están devolviendo un máximo de quince al día a través de las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, la única vía que Marruecos acepta para las devoluciones y quince al día son muchos menos que los que entran irregularmente en España.

«Devolver a MENAS es casi imposible»

Es una cifra muy baja incluso para devolver a los marroquíes adultos hay problemas, no digamos con los MENA que es prácticamente imposible por la falta de colaboración de Marruecos.

En Ceuta, los migrantes llegan y se encuentran en un Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, donde tienen un régimen abierto, pueden salir y entrar, pero no pueden abandonar la ciudad por la famosa tarjeta roja, algo que es criticado por las ONG que señalan que si Ceuta es España y los migrantes se pueden mover libremente por Ceuta, ¿por qué no pueden hacerlo así por el resto del territorio nacional? ¿hacia dónde deberían ir las políticas migratorias españolas?

Hay una política deliberada en lo concerniente al CETI, tanto en Ceuta como Melilla, por parte de las autoridades de no dejar salir, no dejar pasar a la Península los inmigrantes allí alojados. Yo diría que si son subsaharianos tienen un poco más posibilidades rapidamente, o no demasiado tarde, a la Península, que si son Argelinos.

Esto forma parte de un mensaje que se intenta enviar a los inmigrantes diciéndoles que no por llegar a Ceuta o a Melilla, están los problemas resueltos.

Foto: Concentración de argelinos residentes en el CETI (2017) / Antonio Sempere
Foto: Concentración de argelinos residentes en el CETI (2017) / Antonio Sempere

«Cerrar la Frontera al máximo a la inmigración desordenada y abrir cauces legales de inmigración»

Las políticas migratorias como en buena parte de la UE deberían ir a intentar cerrar la Frontera al máximo a la inmigración irregular o desordenada y abrir cauces legales de inmigración, cosa que se ha hecho en países como Canadá y que me parecen muy útiles.

Hay que decirle al camerunés o al maliense que quiere ir a Europa, que ilegalmente no, pero hay cauces legales que puede intentar para llegar a Europa, porque además Europa necesita inmigrantes.

Foto: Círculo de silencio Ceuta / Antonio Sempere

En su último artículo publicado sobre Ceuta y Melilla, usted hace referencia a «la probable entrada en los gobiernos locales, en coalición con el PP, de un partido tachado de islamófobo», refiriéndose a VOX y cómo esto «preocupa»para el mantenimiento de la «frágil convivencia», ¿qué opina de la escalada de la extrema derecha en nuestro país y particularmente en una ciudad con las características de Ceuta? ¿qué consecuencias podría tener? ¿Cree que podría cumplir con su programa de levantar un muro a lo Trump o acabar con el comercio con Marruecos?

Foto: Rezo colectivo por el fin de Ramadán / Antonio Sempere
Foto: Paso de Semana Santa / Antonio Sempere

La escalada de VOX en Ceuta, creo que si llega al Gobierno de la Ciudad puede no romper la convivencia pacífica pero si crear algunas tensiones con algunos colectivos de la Comunidad Musulmana. Habrá que verlo. Creo, de todas formas, que VOX va a establecer una clara diferencia entre los musulmanes de Ceuta, que son españoles y aquellos que no lo son, sobre todo marroquíes.

«VOX en Ceuta va a intentar en la medida de lo posible combatir el empadronamiento fraudulento para evitar la ‘marroquinización'»

Creo que VOX en Ceuta va a intentar en la medida de lo posible combatir el empadronamiento fraudulento, combatirlo lo que ellos llaman la ‘marroquinización’ de la ciudad. No sé si tendrán éxito o no.

En lo que se refiere a levantar un muro o acabar con el comercio con Marruecos, lo veo difícil porque en buena medida son decisiones que se tienen que tomar en el Gobierno de España y no se toman a nivel local, pero sí creo que desde el Gobierno de Ceuta, si están, intentarán ejercer una influencia en el Gobierno Central y ellos confían también en que el resultado que tengan en las elecciones generales sea lo suficientemente bueno como para que también, como lo ocurrido en Andalucía, pueda en su día condicionar la política de un Gobierno de centro-derecha que podría gobernar desde Madrid.

De todas formas en lo concerniente al muro no estaría mal recordar a los de VOX que ni mucho menos todos los inmigrantes que entran en Ceuta y Melilla lo hacen saltando la valla, que efectivamente no es cien por cien eficaz, algunos lo hacen escondidos a través de la frontera terrestre y después un buen número, cerca de 1.600, llegaron el año pasado por mar. El problema de poner un muro de hormigón, aparte de que estéticamente es bastante feo, es que no se resuelve ni mucho menos el problema.

Foto: Uno de los inmigrantes que intentaron saltar la valla de Ceuta en Año Nuevo (2017) / Antonio Sempere

Otra de las propuestas de VOX es cerrar las mezquitas salafistas y expulsar a sus imanes, ¿Qué importancia tiene esto en relación con Ceuta?

Pues sí, VOX tiene también la idea de acabar cerrando las mezquitas salafistas y expulsar imanes. La expulsión de imanes, ya está en curso, el año pasado el Ministerio del Interior puso en marcha los trámites para expulsar a unos cuantos imanes. Esos son aquellos cuya expulsión trasciende, normalmente son imanes que están en situación regular en España, pero también hay otras expulsiones más discretas, sobre todo de religiosos que no están en situación regular y que tienen ideas salafistas o radicales.

Eso ya está en marcha y se encarga Interior y en ningún caso quiere hacerlo otra autoridad. A veces el Ministerio del Interior pasa por los Tribunales para conseguirlo.

En cuanto a otra de las propuestas de VOX , es también acabar con la financiación extranjera de las comunidades musulmanas y de las mezquitas. Asunto que implicaría grandes consecuencias en Ceuta porque como todos sabemos prácticamente todos los oratorios o mezquitas de la ciudad están, en mayor o menor medida, financiados por Marruecos, por el Ministerio de Asuntos Islámicos de Marruecos y los imanes están siendo retribuidos desde Marruecos.

Foto: Una Mezquita de Ceuta al atardecer / Antonio Sempere

Me parece una iniciativa razonable, no sólo para acabar con el dinero que llega de Marruecos sino también con el que llega del golfo, pero hay que darles algo a cambio a las comunidades musulmanas y es la posibilidad, como tienen los católicos, de financiarse cuando lo hacen a través de la declaración de la Renta, del IRPF de aquellos que se declaran musulmanes. Hoy en día esta posibilidad no existe, pero sí para los católicos. Creo que debería ser ampliada como mínimo, a los musulmanes, a los evangélicos y a los judíos.

VOX ha llegado a la escena política arrasando, con un programa político que pretende remover los cimientos democráticos y los avances en igualdad que se han conseguido con mucho esfuerzo en nuestro país ¿Cuál cree que debe ser el papel de los medios de comunicación?, ¿se les debe dar espacios y hacerse eco de sus noticias?

Por supuesto que creo que los medios de comunicación han de hacerse eco de las noticias concernientes a VOX, no hay que censurar a nadie que esté dispuesto a pasar por las urnas y a participar en el juego democrático.

Dicho esto, creo que hay que situar a VOX en un determinado contexto y desmontar algunas de las cosas que cuentan por ejemplo, si hay que expulsar a los inmigrantes irregulares, dónde les van a expulsar. Aquel que llega de Mali, Marruecos no lo acepta y las autoridades malienses tampoco, si lo hacen será muy a cuentagotas y difícilmente. Es decir, hay una serie de medidas que anuncian y que son prácticamente imposibles de cumplir, y eso hay que explicarlo cuando se dan informaciones sobre VOX y la inmigración.

«Hay que desmontar las mentiras de VOX sobre la inmigración «

Otro de los temas de ferviente actualidad es la trama de corrupción Asuntos internos trama policía Nacional argelinos, ¿cómo llegas a descubrir el tema?

Respecto a los argelinos que han entrado a Ceuta irregularmente, creo que es un síntoma más de todo lo que rodea a Ceuta y Melilla, es decir, ahí se mueve todo un dinero en B con relación al tráfico de personas, al contrabando y por supuesto lo que más, el narcotráfico.

Recuerdo que Naciones Unidas dijo, hace más de 10 años, que el tema de la droga de Marruecos movía en su conjunto más de 12.000 millones de dólares al año. Eso no quiere decir que se quede todo en Marruecos, hay una buena parte que va a España y otra que acaba en otros lugares de Europa en manos de traficantes.

A mí no me sorprende que de vez en cuando, sucede en ambas ciudades autónomas, que afloren asuntos de corrupción que pueden afectar a funcionarios del Estado. En realidad, creo que la corrupción debe ser bastante amplia porque se mueve mucho dinero, pero sólo unos pocos casos salen a la superficie.

Para finalizar, ¿cómo ves el futuro de Ceuta, de qué depende su crecimiento o su decadencia?

El futuro de Ceuta como el de Melilla es muy complicado, más que nada porque desde Madrid no hay ninguna voluntad de intentar resolver los problemas y presionar a Marruecos para que se siente a negociar, recabando primero el apoyo de la Unión Europea. No hay ni siquiera una voluntad clara de que las dos ciudades ingresen en la Unión Aduanera, cosa que para mí sería un paso político muy importante, al margen de los aspectos económicos.

«Desde Madrid no hay ninguna voluntad de intentar resolver los problemas de Ceuta»

Foto: Multitud de personas en la Frontera / Antonio Sempere

Así que al Gobierno español solamente le interesan tres cosas con relación a Ceuta y Melilla y a Marruecos.

Uno, que haya una gran cooperación en materia de lucha antiterrorista y dos, quizá más importante que el primero, una gran cooperación también en materia de contención de la inmigración irregular. Una tercera cosa que le interesa es hacer buenos negocios con Marruecos en materia de comercio, porque a la hora de la verdad, inversión empresarial española en Marruecos, no hay mucha.

Es un poco a grandes rasgos como veo la relación, y problemas como el de la Frontera, pues seguirán ahí pudriéndose porque no se resuelven y complicando la vida todos los días a decenas de miles de ciudadanos españoles y también a decenas de miles de ciudadanos marroquíes.

En el fondo, el no querer resolver estos problemas es, por parte del Gobierno de Madrid y lo digo con relación al PSOE y también al PP, una enorme falta de respeto y de velar por los intereses de la ciudadanía ceutí y melillense, pero evidentemente tienen otras prioridades y sobre todo no quiere forzar a Marruecos a sentarse en una mesa de negociación global en la que se intenten resolver los problemas.

Es verdad que España tiene dependencia de Marruecos en materia de lucha antiterrorista, en materia de inmigración ,pero la dependencia de Marruecos de España y de la UE es infinitamente superior a la dependencia de España de Marruecos, por tanto se debería aprovechar todo eso para resolver problemas que complican la vida de los ciudadanos en su vida cotidiana, como por ejemplo el problema de la Frontera, pero hay unos cuantos más.

Foto: Vista aérea de Ceuta / La Plaza AV

Autor: Redacción

Compartir esta noticia

Deja un comentario

Te recomendamos