La Ciudad renueva el Voto de Gracias a la Patrona de Ceuta

La Ciudad renovará ha renovado este domingo, como cada 9 de febrero, el Voto de Gracias a la Patrona y Alcaldesa Perpetua de Ceuta, Santa María de África, una tradición que se remonta a 1651

Fue entonces cuando el conde de Torres Vedrás lo hizo para agradecer que la epidemia de peste que asoló el occidente europeo no afectó a Ceuta. Desde aquel año, este acto “recuerda la protección que ha dispensado, dispensa y dispensará a Ceuta y a sus habitantes” Santa María de África, tal y como se recoge en la fórmula del Voto que Juan Vivas, en su condición de alcalde, ha pronunciado esta mañana ante la Patrona.

A continuación reproducimos los dos textos leídos por el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, durante el acto tradicional de Renovación del Voto de Gracias a la Virgen de África

Querida Madre y Patrona, Santa María de Africa:

Un año más, como cada 9 de febrero, a tu templo acudimos para renovar el Voto que en 1651 otros regidores te hicieron.

PUBLICIDAD

Venimos, por tanto, para cumplir con la tradición, pero no sólo; también para dejar constancia, pública y solemne, que sigue vivo el legado que, hace 600 años, del Infante Don Enrique recibimos, y que, por Madre, Patrona y Alcaldesa Perpetua te tenemos, reconocemos y honramos.

Como Madre y Patrona; esa madre a la que acudimos en demanda de perdón y para hacer propósito de enmienda; o para encontrar consuelo y ánimo cuando todas las puertas se cierran, cuando todo parece perdido, cuando no se vislumbra la salida del túnel; o en los momentos de dudas, de temores, de incertidumbre, de dificultad, de inquietud.

Esa madre que es una permanente apelación a la paz, a la misericordia, a la piedad y al amor. El amor que todo lo puede y todo lo alcanza, fuente de vida, pilar de bondad, piedra angular de la fraternidad.

Renovación de un compromiso esencial y, a la vez, plegaria.

Plegaria para pedirte, querida Madre y Patrona, que sigas amparando y protegiendo a todos los ceutíes, a todos sin excepción, cualquiera que sea su credo, raza o cultura.

Para pedirte que concedas, a quienes tenemos el honor y la responsabilidad de servir a nuestro pueblo, sabiduría, voluntad, fortaleza, coraje y valor.

Sabiduría para distinguir el bien del mal.

Voluntad para elegir el bien; para procurar la justicia; y para actuar en beneficio de los más débiles y vulnerables.

Fortaleza para cumplir con el deber; para rechazar la soberbia y abrazar la humildad; y para caminar por la senda de la verdad, la honradez y la decencia.

Coraje y valor para ser fieles al juramento que empeñamos, para estar dispuestos a darlo todo por la patria si menester fuera, para resistir, para defender a nuestra tierra y a nuestro pueblo, donde haga falta, hasta el último aliento, cualquiera que sea el precio.

Coraje y valor para no caer en el abatimiento y para transmitir confianza, ilusión y esperanza.

Te pedimos, querida Madre y Patrona, que ésta nunca deje de ser una tierra noble y leal, un lugar de respeto, concordia y convivencia. Te pedimos, en fin, querida Madre y Patrona, que en el corazón y el alma de tu amado pueblo el grito de viva Ceuta suene siempre cual eco fuerte de un viva España.

Fórmula Tradicional del Voto

Señora: Un servidor, Juan Jesús Vivas Lara, presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, quiere patentizar y así lo hago, como lo hiciera el conde de Torres Vedrás en 1651, como lo renovara el Marqués de Campo Fuerte en 1743, nuestro Ayuntamiento en 1937 y a partir de 1996 la Asamblea de la Ciudad, el reconocimiento a los favores recibidos de la Divina Providencia, por la intercesión de su Santísima Madre, a la que veneramos con el título de Nuestra Señora de África.

Quiero también ratificar y así lo ratifico, como se hizo en siglos pasados, la obligación que contrajimos entonces de celebrar públicamente cada 9 de febrero este Voto de Gracias que nos recuerda la protección que ha dispensado, dispensa y dispensará a Ceuta y a sus habitantes. Todo ello, sin perjuicio de la festividad que, desde 1575, viene celebrándose cada 5 de agosto.

Igualmente, renovamos la declaración que por Patrona hicieran los ceutíes de Nuestra Señora de África y que reconoció Su Santidad el Papa Pío XII en 1949, y que el Ilustre Ayuntamiento, presidido por D. Vicente García Arrazola, acordó tenerla por Alcaldesa Perpetua el 5 de marzo de 1954.

Todo ello, lo votamos, prometemos y ratificamos en nombre de los naturales y connaturalizados que fueron, son y serán de esta Siempre Noble, Leal y Fidelísima Ciudad de Ceuta.

Deja un comentario

Left Menu Icon