OPINIÓN | Otra vez elecciones

Otra vez elecciones, el recorrido de la política en nuestro país nos lleva a una repetición de otras elecciones, creando así un precedente en nuestro país, en todo este lio monumental de chascarrillos y opiniones variadas, constato que para mí y mi formación a la que represento sólo hay un culpable visible, lejos de que se pueda pensar que hago corporativismo político con Podemos puedo decir que lo que separa el grano de la paja son los hechos, los hechos bien dilucidados dentro de las matemáticas de la lógica, donde no se cuestiona que  IZ – PD = DP, izquierda, menos PSOE Derechizada, igual a una Derecha del PSOE, desde ese razonamiento acompañado de los hechos acaecidos desde la moción de censura a Rajoy a nuestros días.

En primer lugar hablamos de deslealtades, Pedro Sánchez se ha vestido en campaña con un discurso calcado al de Podemos, incluso manteniéndolo como socio preferente  en campaña, a día de hoy Sánchez a pedido a la derecha sumar y no a podemos, un énfasis contrario a su postura que le llevó a dimitir como diputado cuando el mantenía el No es No al PP, contradicción suprema que hace a Sánchez desleal de cara a su militancia y al supuesto socio preferente  Unidas Podemos, como no, a todo votante de Izquierdas.

No hay que olvidar que Sánchez no ha dejado de incurrir en la constante deslealtad y en la constante contradicción de sus palabras, haciendo que sus mismos subordinados sean confundidos con la idea natural de confluir, donde metieran la pata y mantuvieran constantes desmentidos, como es el caso de Ávalos y Calvo.

Una de las contradicciones más palpables es cuando dijo “el principal escollo es Pablo Iglesias” desde el punto de vista de cualquier analista político es un grave error mantener esa idea dentro de los parámetros democráticos, teniendo en cuenta que Pablo Iglesias es un líder incuestionable de una fuerza política con casi 4 millones de votantes, es algo que no tiene precedentes en la historia de nuestra democracia, en campaña no mantuvo esa hostilidad hoy presente en sus palabras, si tiramos de acuerdos con otras fuerzas políticas, nunca se han llevado por motivos programáticos, en el caso de Cataluña y El País Vasco siempre han sido contrapartidas económicas a dichas regiones, nunca un candidato al congreso de los diputados puso un veto a un dirigente de una fuerza nacionalista vasco o catalán, algo que a los ojos de cualquier politólogo crea un precedente muy negativo, con todo ello Pablo Iglesias tubo la postura de no ser parte de ese gobierno y ceder en ese impositivo de Sánchez.

El tema de los sillones y hacer creer a la sociedad por medio de la prensa, de hacer pensar que los Podemitas sólo quieren sillones se desmonta con algo sumamente fácil de demostrar, una, que si fuera verdad que Podemos sólo quiere sillones, si eso fuera verdad no hubieran renunciado a un acuerdo donde el gobierno les agasajaba con innumerables puestos bien remunerados, pero a la vez estériles al no tener capacidad ni de gobernar ni de legislar, eso hizo que Podemos renunciar a eso que llaman ellos sillones, algo que debería hacer pensar a la sociedad del intento de manipulación que se intenta hacer a través de los medios, pero creo que ya la gente es mayorcita para ejercer  un juicio de valor sopesado en los hechos acontecidos.

Desde la moción de censura Unidas Podemos ha demostrado al PSOE una lealtad incuestionable, haciendo que su propia militancia mantuviera en campaña deseos de futuros acuerdos de izquierdas que conformaran tal cambio, de ahí ese dicho de boca de su militancia “no con Rivera”, con el anhelo permanente de que Sánchez consultara a su militancia como ya hizo la formación morada,  Podemos tubo un poder de convocatoria entre las demás fuerzas políticas de forma extraordinaria, Sánchez no tuvo más que esperar que Podemos negociara con el resto de fuerzas políticas, donde por poner un ejemplo el PNV se sumó a la petición de podemos para dar el gobierno a Sánchez previa moción de censura, que ahora venga Sánchez y diga “Podemos no es de Fiar” es para reflexionar quienes son leales o desleales,  pero como siempre digo la deslealtad viene primero del Cesar Sánchez seguido de la cobardía dentro del PSOE que no tienen la osadía de contravenir al Cesar en tantas contradicciones, el PSOE ha girado a la derecha, me atrevo a decir que muchos aspectos a la ultraderecha, prohibiendo a un buque de rescate de seres humanos su salida de un puerto o amenazando con multar al OpenArms por el rescate de seres humanos en el mediterráneo, sin olvidar que esta no defensa de los derechos humanos es compartida al tiempo con la falta o nula defensa de los derechos humanos de los españoles como es el caso más palpable de la vivienda, donde la UE ha recriminado a España de forma reiterada la vulneración de los derechos humanos en España,  hechos que son más cercanos a la ultraderecha de Salvini en Italia que a un partido político supuestamente socialista.

Podría extenderme mucho en las contradicciones del señor Sánchez, desde su asesor de derechas a sus promesas incumplidas como la derogación de la ley mordaza o las derogación de la reforma laboral de Rajoy, muchas contradicciones que harían extenderme.

Ahora entonamos tambores de guerra, irremediablemente lo que se dice fuego amigo no será como tal, ya que el PSOE ha demostrado primero no ser amigo, hermano y mucho menos de izquierdas, desde mi punto de vista cuando hagamos campaña no tendremos más remedio que ser duros con lo que consideramos ante los hechos como a otra derecha más que atenaza los anhelos y sueños del pueblo español.

Atentos a esta campaña de puñales, en la campaña anterior, Sánchez parecía un podemita en su discurso, ¿con qué cara irá ahora a mostrar a su militancia y sus votantes? ¿volverá a decir las mismas mentiras de antes como la derogación de la reforma laboral o la derogación de la ley mordaza, seguirá con ese discurso podemita? Discurso que le fue muy bien y que ha demostrado que los prelados de Unidas Podemos gustan a un electorado de Izquierda y que Sánchez hábilmente ha sabido usar, en su campaña anterior cantando la internacional con el puño en alto y colocando propuestas de Unidas Podemos, luego rechazadas por ellos mismos, ahora hay que estar atento para cuando use ese traje de plagio recordándole todas sus contradicciones y decirle en la cara que ese traje no encaja con su deslealtad.

Hay un refrán que dice,  “la primera vez que me engañas la culpa es tuya, la segunda vez  que me engañas la culpa es mía”, hemos sido muy ingenuos con personas miserables que no tienen palabra, pero esta vez no asumimos la culpa ya que el engaño no ha sido llevado a cabo, sabiendo del engaño primero, no cumplir lo pactado, como derogar la reforma laboral de Rajoy, como derogar la ley mordaza, regular el precio del alquiler, proteger a los más vulnerables de nuestra sociedad, cuando vimos que no cumplían ante su palabra ya sabíamos que no cumplirían tampoco un acuerdo programático en el hoy presente, si no estamos presentes en un gobierno no hay garantía de que dicha palabra tenga valor, por tanto ahora le toca el testigo a los ciudadanos con su voto ¿aceptareis ser engañados por segunda vez? porque como dice el refrán en el segundo engaño la culpa reside sobre el engañado.

Para terminar decir que hay un cierto paralelismo a dichas deslealtades del PSOE nacional y el PSOE local, nadie duda que el PSOE en Ceuta tiene un pacto encubierto con el PP, la prueba de ello son los repartos de sillones, esa palabra tan usada contra Unidas Podemos, no tuvieron que llegar a la noche para consumar su adulterio, su nulo compromiso con la sociedad de Ceuta, demostrando palpablemente que lo que querían los socialistas locales es saciar su hambre de asesores y puestos, mantener redes clientelares de partidos ya depuestos por los votantes, demostrando deslealmente que los que quieren sillones a cualquier precio son ellos, pactando con la derecha, a Sánchez no le ha salido bien la jugada de pactar con la derecha, a Hernández si, pero espero que por poco tiempo, espero que en estas elecciones la gente recapacite sobre el voto útil, esa defensa confusa de ser ellos los que lucharan contra la derecha del PP y Vox queda ya desmentida, esa es la prueba palpable que el ideal de izquierdas que dicen ser es falso y contradictorio con el fundador Pablo Iglesias del PSOE, el voto útil es aquel que beneficie a los ciudadanos, no a los bolsillos de amigos y familiares, su voto útil es inútil.

Print Friendly, PDF & Email

Autor: Antonio Nepomuceno

Compartir esta noticia

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *