La presión de Marruecos a las personas migrantes no frena su voluntad de llegar a España

Este 2019 podría haber un récord de “bozas” de personas subsaharianas en España según Frontex. El mismo organismo europeo afirma que este último año se han aumentado las medidas de control migratorio, provocando un embotellamiento en Marruecos y Turquía.

La Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas​, conocida como Frontex, lanzó a finales del mes de febrero su Informe de Análisis de Riesgo para el 2019. Se trata de un documento al que se le tiene que prestar mucha atención, porque la agencia fronteriza es la que maneja los datos más fidedignos a los que se puede acceder. Son números fríos, pero ayudan a entender los movimientos de personas y las estrategias europeas para controlarlos.

Vídeo resumen del Análisis de Riesgo de Frontex / Frontex

La intervención de Europa en Libia, tanto militar como institucionalmente a mediados del 2017 contribuyó enormemente en dificultar el paso de personas por la conocida como costa central del Mediterráneo. Esto significó un descenso de las llegadas a Italia y a Grecia y supuso que España recibiría en 2018 el doble de personas que el año anterior. Concretamente Frontex tiene constancia de 57.000 llegadas por el sur del estado español, siendo la gran mayoría por mar. Sólo unas pocas miles de personas se atrevieron a jugarse la vida en las concertinas de Ceuta y Melilla. Asimismo, las personas con recursos para pagar a las mafias y entrar clandestinamente por frontera terrestre mediante las ciudades autónomas no representan un porcentaje significativo.

Frontex reconoce en positivo el trabajo de relaciones internacionales que ha realizado Europa el último año, tanto el hecho desde la UE como el de los estados miembros limítrofes de Shengen. España es uno de ellos: las acciones de las últimas semanas de Marruecos se han interpretado desde las ONG a favor de los Derechos Humanos como “externalizaciones de frontera“. Un ejemplo son las cámaras que hoy conocemos que Marruecos ha puesto a lo largo de su litoral para frenar la salida de pateras. En Alhucemas le contaban al diario.es que estos dispositivos se han exigido desde Europa.

Marruecos se convierte en un embudo de personas migrantes

“A pesar de la prevención efectiva, se ha aumentado el número de cruces exitosos en 2018 comparado con el 2017”, reza el informe de Frontex. No hay menos ganas de llegar a Europa; más presión contra los y las migrantes no frena los intentos. Este año podría haber un récord de entradas a España de personas de países subsaharianos. ¿Por qué?

Según el informe de Frontex, las personas que quieren migrar contemplan la ruta del Mediterráneo central como “más lenta y peligrosa”. Además, que Marruecos haya aumentado su presión contra los migrantes -violentando muchas veces los derechos humanos- no para a nadie a la hora de salir a su país. Esta conclusión se desprende de las entrevistas realizadas por Frontex. Por esto, considera que el reino aluita y Turquía, están haciendo de embudo.

Las personas que quieren migrar contemplan la ruta del Mediterráneo central como “más lenta y peligrosa”

Y mientras Marruecos contiene a la población subsahariana que intenta llegar a Europa, la agencia europea informa del aumento de emigraciones de este país hacia España. Aunque el 60% de las pateras interceptadas en 2018 eran de personas subsaharianas, se prevé un aumento de marroquíes que huyen de su país a lo largo de este 2019.

Y por más que en Ceuta la percepción sea que casi todos los menores migrantes son del país vecino, en este gráfico se puede captar la diversidad de nacionalidades que integran la inmigración en el estado Español. Menores, adultos y adultas de 60 países diferentes han entrado en España en 2018 sin los papeles en regla.

LLegadas de menores en España en 2018
LLegadas de menores en España en 2018 / Frontex

Más entrada pero más negocio con ellas

El control fronterizo genera mucho dinero, tanto institucional como particular. Grandes compañías se aprovechan de las políticas de retención de la Unión Europea para sacar el máximo beneficio. No es pues de extrañar que particulares intenten capitalizar las entradas no legales. España es el país de Shengen con más documentos falsos interceptados (1.115). Al mismo tiempo, es la séptima nacionalidad de “facilitadores” (Frontex no emplea en este caso el término mafia) de entradas irregulares.

Los datos de Frontex y Salvamento Marítimo

Frontex da por hecho que este año corriente intentarán llegar a España por vías no seguras más persona que el año pasado. De hecho, con datos hasta el 1 de abril, han llegado 7.014 personas por vía terrestre y marítima, cuando en las mismas fechas del año anterior habían conseguido alcanzar el estado español 5.000 personas. Si estos datos le sorprenden en relación al total, (decíamos llegaron irregularmente a España 57.000 personas), es porque la mayoría de personas entran vía aérea.

Todavía es pronto para saber cómo el entrenamiento a patrullas marroquíes y el aumento de la competencia marítima en el rescate marítimo al reino alauita pueden afectar en el global de personas que consigan gritar “boza” (victoria) por llegar a Europa.

La agencia de la UE con más presupuesto

En pocos años, Frontex se ha convertido en un pozo sin fondo para las arcas europeas. El documental Colis Suspect investiga grandes empresas armamentísticas que se lucran del negocio en el que se ha convertido el control de la migración, entre ellas Indra. Por esto, Frontex ha visto aumentar su presupuesto los últimos años de forma exponencial. Según la misma agencia, 1.500 guardias patrullaron las fronteras de Shengen en 2018.

Aumento del presupuesto de Frontex a lo largo de la última década / Colis Suspect

Autor: Gabriel Barba

Compartir esta noticia

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te recomendamos