REMITIDO | Unidas Podemos Ceuta sobre la Constitución

Se cumplen 41 años de vigencia de nuestra Constitución, 41 años desde ese 6 de diciembre de 1978 en el que la constitución española se convirtió en claro ejemplo de un pacto cívico que ha presidido el periodo de desarrollo, convivencia y bienestar más prolongado de la historia de España. El acuerdo constitucional, alcanzado por los españoles en momentos de zozobra e incertidumbre histórica, demostró la madurez de nuestro pueblo y su capacidad para superar un pasado doloroso y abrir nuevos caminos de futuro y de progreso.

Durante estas cuatro décadas, muchos de los debates públicos sobre el cumplimiento y eficacia de la Constitución han girado sobre las instituciones y muy pocos de esos debates, sobre las personas, sobre los ciudadanos; sobre los deberes y especialmente los derechos que la Carta Magna consagra para los españoles.

Dice el artículo 14: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. Y dicen multitud de indicadores que, 41 años después, la mujer sigue claramente discriminada respecto al hombre y en multitud de campos.

PUBLICIDAD

Dice el artículo 35: “Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia” y tampoco se cumple según los últimos datos de paro registrados, hay familias que a pesar de ser desempleadas no tienen derecho a ninguna prestación por lo tanto, carecen de unos mínimos ingresos.

Dice el artículo 47: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación”. Pero los datos son también aquí contundentes y numerosos. La burbuja inmobiliaria y su estallido ha hecho que cientos de miles de españoles estén atrapados en hipotecas que valen más que sus casas, sin contar con los desahucios.

Dice el artículo 50: “Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad” y millones de abuelos y abuelas tuvieron que salir a las calles a exigir unas pensiones dignas que les garantice estabilidad ya que la mayoría rondan a alcanzar el umbral de la pobreza.

Dice el artículo 20 que “se reconocen y protegen los derechos” a la libertad de expresión o a la creación literaria y artística, entre otros. Pero dicen los informes de diversas entidades independientes e instituciones internacionales que esos derechos y libertades están en retroceso y en peligro en España por normativas como la Ley de Protección de Seguridad Ciudadana (la llamada ley mordaza) o las recientes reformas del Código Penal o de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El repaso crítico de la Carta Magna podría seguir con muchos otros artículos que no se cumplen, se vulneran y desde el momento en que estos artículos no se cumple en ninguno de sus términos, resulta imposible el garantizar el resto de Derechos Fundamentales de los ciudadanos en España.

Desde Podemos Ceuta exigimos medidas que garanticen el trabajo para todos y que el Salario Mínimo Interprofesional y las Pensiones Mínimas, sean suficientes para garantizar una vida digna. Asimismo, como ciudadanos españoles, queremos manifestar que, la Carta Magna debe ser revisada y adaptada para que la constitución se cumpla y no se utilice como arma arrojadiza ya que muchos políticos la han convertido en papel mojado.

Autor: Podemos Ceuta

Deja un comentario

Left Menu Icon