Una familia atiende en el campo a dos menores migrantes muy malheridos

Una familia ceutí que pretendía disfrutar de un día de campo se ha visto sorprendida por la llegada de dos menores migrantes muy malheridos y completamente agotados.

Sobre las 14.00 horas, a la altura de los merenderos que hay cerca del monte de La Tortuga, esta familia de dos adultos y cinco niñas que pasaba el día en el campo ha sido sorprendida por la llegada de dos menores migrantes exhaustos y visiblemente malheridos. Entre llantos y sollozos, los chicos clamaban por una “Ambulance” y por un “hôpital“.

Lo último que esperaba esta familia ceutí cuando hacía sus planes para pasar el día en el campo era convertirse en “auxiliares de enfermería” eventuales. La familia acababa de refugiarse en su caravana debido a la lluvia cuando los dos chicos de 16 y 17 años pegaban en el cristal del copiloto con las manos ensangrentadas.

Rápidamente, tras superar un breve “estado de shock” producido por la sobrecogedora imagen que tenían ante sí, introducían a los dos chicos en su caravana y trataban de taparles con lo único que tenían a mano: toallas y una chaqueta. También, comunicándose con ellos como buenamente podían, trataban de calmarles y consolarles.

Testimonio de la familia

“Son dos chicos muy jóvenes. Son niños. Tenían heridas muy profundas por todo el cuerpo, en los pies, en las manos, en el torso… Estaban exhaustos. La Guardia Civil nos ha dicho que debían llevar 3 o 4 horas andando campo a través. Se ve que al vernos a nosotros y encontrar apoyo, les han abandonado las fuerzas y han desfallecido. Uno de ellos se ha sentado y se ha dejado caer al suelo de la auto. El otro nos ha pedido un teléfono para contactar con su familia en Guinea. Con nosotros había 5 niñas muy pequeñas que, por suerte, no se han enterado bien de lo que estaba pasando. Ha sido un momento muy duro. Hemos intentado ser fuertes, pero no hemos podido evitar romper a llorar cuando hemos visto cómo estaban y lo que han tenido que pasar hasta llegar y poder gritar BOZA”.

Uno de los jóvenes tendido en el suelo de la caravana

Después de acogerlos, han llamado al 112 que, a su vez, ha movilizado a la Guardia Civil. Justo después de la llegada de los agentes de la Benémerita aparecía un operativo de Cruz Roja que ha prestado una primera atención médica a los dos menores y los ha trasladado al Hospital Universitario. Al parecer, ambos presentaban evidentes signos de hipotermia además de los numerosos y profundos cortes que les recorrían el cuerpo y las extremidades (los operarios de Cruz Roja han tenido que cortarles la ropa para localizar todas las heridas abiertas que tenían). Parece que uno de ellos puede tener una rotura en la pierna y los socorristas han procedido a la inmovilización del miembro derecho.

Al ser dos menores de edad, una vez que reciban la atención médica necesaria -si procede podrían quedarse hospitalizados- se pondrán a disposición de la Policía Nacional que, presumiblemente, los trasladará al centro de menores La Esperanza.

Les dejamos una pequeña galería con imágenes del momento, pero les advertimos que pueden herir su sensbilidad. Son, como poco, impactantes.

Author: Antonio García

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plan de Eficiencia Energética

Te recomendamos